Que hacer ante un caso de maltrato infantil?

Que hacer ante un caso de maltrato infantil?

maltrato infantilTodas las medidas que se deben tomar para buscar la protección del menor y su cuidado físico, psicológico y emocional:

~Es vital “interrumpir el ciclo de violencia” en el que vivimos. Una de las maneras es dando a conocer los derechos de los niños y respetándolos.

~Cuando un niño nos cuenta que está siendo víctima de malos tratos debemos hacerle ver que vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para evitar que siga siendo lastimado

~A los niños no les debemos hacer promesas que no vamos a cumplir, pues la confianza del niño ya fue traicionada por la persona que lo maltrata y nosotros no podemos hacer lo mismo.

~Debemos creer lo que el niño nos dice y reaccionar con calma para evitar asustarlo y generarle sentimientos de culpa.

~Hay que explicarle que él no es responsable de lo que está pasando, puesto que los niños siempre son las víctimas del maltrato, nunca la causa.

~Si los padres son los responsables del maltrato del niño, es necesario hablar con ellos sin juzgarlos. Por el contrario, hay que ser respetuosos, comprenderlos y hacerles ver que necesitan orientación y apoyo profesional en la crianza de los hijos.

~Cuando conocemos o sospechamos que un niño está siendo maltratad, es nuestra obligación reportar esta situación a las autoridades competentes. La responsabilidad de verificar que las sospechas son ciertas les corresponde a los profesionales y equipos especializados en este tipo de casos. Podemos reportar personal o telefónicamente el caso y, si lo preferimos, en forma anónima.

~Si nos damos cuenta que estamos tratando inadecuadamente a nuestros hijos, debemos buscar alternativas de cambio, como pedir ayuda profesional a un psicólogo para que nos entrene en cómo educar y criar adecuadamente a los niños.

El impacto del abuso y la negligencia con frecuencia se examina en términos de sus consecuencias físicas, psicológicas, sociales y de comportamiento. Pero en realidad es difícil separar estas consecuencias completamente. Una consecuencia física, tal como el daño al cerebro en desarrollo de un niño, puede afectar el desarrollo psicológico y causar retrasos mentales o dificultades emocionales. Los problemas psicológicos se pueden manifestar como comportamientos de alto riesgo. La depresión y la ansiedad, para dar dos ejemplos, pueden hacer que una persona tenga más probabilidades de fumar, abusar del alcohol o las drogas, o comer en exceso. Los comportamientos de alto riesgo a su vez pueden causar problemas físicos y de salud a largo plazo tales como la obesidad, el cáncer y las enfermedades transmitidas sexualmente. Como se ve, estas consecuencias están relacionadas.

Video musical acerca de violencia infantil: Mi nombre es LuKa de Suzanne Vega.

Nyo Zotto

View posts by Nyo Zotto
Escritora/Poeta

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to top